.::.Obra poética

IMPRIMIR TEXTO

<< atrás / back<< atrás / back

.

.

  El Nazareno.


.

¿Porqué decís ¡levanta!
Al niño cuando cae al suelo.

Dejad que vea el mundo
desde la posición del que ha caído.
Porque mirando desde el suelo
se aprende a ser humilde
y de la humildad surge la fuerza
para levantarse de nuevo.

Dejad que vuestros hijos se yergan
con la fuerza de la humildad
y no con la vana arrogancia de un bípedo
más tieso que erecto.

Dejad que mire y vea
como ve un gato o un perro
el mundo, los seres erguidos, el cielo.

Las caídas son nuestra fuerza.
La fuerza que surge cuando
las vemos y las aceptamos
como caídas.

¿Cúantas veces cayó el Nazareno
ante el escarnio público
de risas burlonas y
ojos ebrios de estupidez?

Tres veces cayó.

Exhausto,
un solo álito de vida lo mantenía:
La humilde grandeza 
de llevar el peso ciclópeo del dolor
y del sufrimiento de aquellos mismos
ante los que caía.

Ellos -¡pobres estúpidos!- se reían.




.

IMPRIMIR TEXTO

<< atrás / back<< atrás / back

.

.