.::.Artículos periodísticos

IMPRIMIR TEXTO

<< atrás / back<< atrás / back

.

.

  Drogas.

      Todos nuestros estados de ánimo son producidos por drogas. (Droga: "sustancia o preparado medicamentoso de efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno" [R.A.E.] ).

      Todas nuestras emociones son frutos de reacciones químicas en el cerebro, reacciones que son provocadas por sustancias o drogas que han sido generadas por nuestro propio cerebro o bien que han sido administradas desde el exterior.

      Los alimentos son drogas (últimamente muy adulteradas). Todos los medicamentos de las farmacias son drogas. Ver la tv es una droga. Hacer footting es una droga. Así como hacer el amor. El enamoramiento es una droga. La emoción que despierta un gran partido de fútbol es una droga. Contemplar un bello paisaje al atardecer es una droga. El cafelito que tomamos por las mañanas y después de comer es una droga. El azúcar es una droga. Así como el "rebujito" de la feria. Incluso el sueño nocturno es provocado por una sustancia segregada por nuestro propio cerebro. El entusiasmo que experimentan los fieles de Curro Romero cuando éste ejecuta una de sus faenas "divinas" es una droga. La base de todo nuestro comportamiento es una reacción química provocada por sustancias o drogas.

      Entonces, ¿a qué viene tanto alboroto con respecto a las drogas? ¿Por qué se habla tanto y tan mal de la plaga de las drogas? Muy sencillo: porque algunos padres de la patria han calificado a algunas drogas como legales y a otras como ilegales y, en base a esto, han establecidos leyes que condenan el uso de algunas drogas (las llamadas ilegales) y promocionan el uso de otras (las llamadas legales). Y ¿en qué se basan estos "protectores de la salud pública" para ilegalizar unas y promocionar otras? En una gran mentira. Esta es: que las drogas ilegales son duras o nocivas para la salud y que las legales son blandas o benignas para la salud. Esto es falso y contrario a la ciencia. El alcohol en sus diversas formas, el café, los cigarrillos y el azúcar, por poner sólo algunos ejemplos de drogas legales, son mucho más perjudiciales, más adictivas y causan más muerte en el mundo que todas las demás drogas consideradas ilegales. ¿Qué oscuros intereses se ocultan detrás de esta situación?

      Las leyes del Estado español pueden enviarte a la cárcel si te pillan fumando un porro de marihuana o de hachís en un lugar público. Ese mismo Estado es el mayor accionista de Tabacalera S.A., empresa dedicada a producir y suministrar una droga mortífera a millones de españoles (entre los cuales me sigo encontrando yo), muchos de los cuales mueren de enfisema, de cáncer de pulmón o de infarto, mientras que no se conoce ninguna muerte por el uso de la marihuana o del hachís. ¿Es esto lógico y científico?

      Paracelso, uno de los padres de la medicina moderna, acuñó la frase: "La única diferencia entre un veneno y un remedio es la dosis". Esto quiere decir que una hora o dos de tv no hace daño, pero que si te pasas ocho horas delante del aparato te volverás "tarumba". Una copita de buen vino es un remedio, pero dos litros diarios te pueden llevar a la ruina y la tumba. Un cigarrillo después de comer puede ser un placer, pero fumar dos cajetillas diarias te agujereará los pulmones. Nadie se ha vuelto loco por fumar un pitillo de "maría" o de "costo", pero si te pasas el día fumando "yerba" no podrás funcionar en la vida diaria. El secreto está en la dosis y en el buen uso.

      Por ello, en vez de criminalizar el uso de unas drogas y premiar el de otras, lo que necesitamos realmente es una buena campaña de educación y de información de forma que cada cual aprenda a hacer un uso responsable y consciente de la droga libre y legalmente elegida. Esta es la única manera de ganar la "guerra contra las drogas".

Dokushô Villalba

.

IMPRIMIR TEXTO

<< atrás / back<< atrás / back

.

.