.::.Artículos periodísticos

IMPRIMIR TEXTO

<< atrás / back<< atrás / back

.

.

  Vacas locas.

       ¿Son las vacas las que se han vuelto locas?  No. Los locos son los seres humanos que han alimentado a estos animales herbívoros con pienso fabricado con restos de carne de sus semejantes. Esto es como si a nosotros nos dieran a comer carne humana. La avidez por la riqueza rápida, la tan manida "productividad" y la falta de escrúpulos son las que han conducido a esta situación. De igual manera se están manipulando genéticamente otros alimentos, frutas, cereales, verduras, leguminosas, semillas, sin tener la seguridad de que dichas manipulaciones no afectan seriamente la salud de los seres humanos. Juegan con nosotros. Somos cobayas en manos de científicos y de financieros locos. 

       La falta de respeto que estamos mostrando ante la vida, ante los seres vivos, no quedará indemne. La explotación despiadada a la que estamos sometiendo a muchas especies animales y vegetales, las barrabasadas que estamos cometiendo contra el delicado equilibrio ecológico del Planeta tendrá efectos cada vez más sangrantes. La burbuja virtual y consumista, el espejismo del capitalismo salvaje, estallará tarde o temprano y, cuando esto suceda, nos encontraremos con que ya nadie sabrá plantar tomates, no quedará ni un pollo no manipulado genéticamente, nadie sabrá amasar el pan de cada día hecho con harina pura y mucho amor. Sólo tendremos hamburguesas locas hechas con restos de vacas locas trituradas en cementeras locas para mayor fortuna de empresarios y ministros locos. Para entonces todos estaremos ya majaretas perdíos y las vacas no dirán ni mu sino que gritarán ¡GOL! ¡Olé, olé, olé, olé!

       En vez de pan comeremos microchips, en vez de amor tendremos masturbación mútua asegurada y los ricos, que saben lo que ellos mismos cuecen, se harán vegetarianos.

       No. No son las vacas las que están locas. Los locos son los que han intentado alimentarlas infrijiendo las leyes naturales de sus organismos. Hoy nos dicen que las vacas se han vuelto locas, mañana nos hablarán de los pollos locos, pasado mañana de la soja loca, de las locas municiones con uranio empobrecido, de los petroleros locos que se hunden infectando los mares. Nos anunciarán por la tele que el clima y el tiempo que se han locos, que el loquísimo virus del sida sigue haciendo de las suyas, que el demente efecto invernadero continúa creciendo, que la escasez de agua potable se está volviendo alucinante. Todo para ocultar que la locura no está ahí fuera, sino dentro de la propia mente de este alucinado y alucionante ser en el que nos hemos convertido.

Dokushô Villalba

.

IMPRIMIR TEXTO

<< atrás / back<< atrás / back

.

.